Mural

Características de un artículo

Bajo el epígrafe Estudios, publicamos lo que generalmente se llama artículo científico. Intentaremos caracterizar sintéticamente -en cinco puntos- el tipo de artículo que buscamos.

1.- Calidad teológica. Debe contener un aporte original de su autor a la ciencia y debe estar debidamente fundamentado. La novedad de la contribución debe enunciarse claramente ya en la introducción. La estructura interna del texto debe estar en armonía con la tesis.

Siga leyendo

La sola presentación del estado de una cuestión o un resumen de literatura secundaria, incluso si ella es reciente y la síntesis está bien hecha, no es todavía un artículo científico. Con todo, excepcionalmente, se podría defender que un buen status quaestionis es un aporte en cuanto pone al día a los lectores y eso justifica su publicación.

2.- Línea editorial. La revista tiene por misión dar a conocer la producción más elaborada en materia teológica. Sus artículos son directamente de teología y, si pertenecieran a otra ciencia (p.ej. a la historia, a la filosofía, etc.), deben contener un aporte real a la teología.

La revista no se especializa en un área particular de la teología sino que recibe trabajos de todos los ámbitos de ella.

3.- Extensión. Un artículo puede tener un máximo de diez mil palabras, incluidas las notas. Su extensión real debe ser la proporcionada a su contenido. Contribuyen a fijar su longitud una tesis clara y un ordenado esquema de exposición en cuanto evitan digresiones y repeticiones.

4.- Calidad literaria. Las partes que componen el artículo deben ser: introducción, desarrollo y conclusión; se pide que ellas sean expresas. La introducción aporta los datos necesarios para ubicar el contenido del artículo dentro de la ciencia y enuncia la tesis que es el aporte que su autor hace al conocimiento.

El estilo debe ser cuidado según las normas del idioma en el que está escrito. La redacción científica no tiene pretensiones literarias, siendo correcta, se agradece que sea directa y clara.

Es importante que el desarrollo del tema sea ágil; ayuda a la fluidez que las notas sean sólo las estrictamente necesarias y breves, y que los párrafos sean de una extensión proporcionada y bien redactados.

5.- Criterios de evaluación. El respeto a las normas editoriales (ver página de la Facultad de Teología, la sección de la Revista) y a los temas propios (sobre esto último, ver n° 2). La calidad científica; la proporción entre la extensión y el contenido; y la claridad de la exposición. Se le pide a los evaluadores, además, que opinen sobre otros aspectos del trabajo que consideren importantes y se les pregunta si sus indicaciones son exigencias para la publicación o solo sugerencias.